PLANETA

SOMOS LA PRIMERA

FINTECH ARGENTINA

EN CONVERTIRNOS EN CARBONO NEUTRO

Queremos ser protagonistas de la acción climática

Sabemos que el reloj está en cuenta regresiva. Y que si las empresas no tomamos un rol activo, no será posible alcanzar las metas de reducción de emisiones planteadas en la Agenda 2030 para evitar el aumento de la temperatura global y los graves riesgos que entraña para la humanidad.

Como Naranja X, nuestra gestión ambiental no le tiene miedo a los desafíos. Y el desafío es, en esta instancia, alcanzar la neutralidad de carbono de nuestras operaciones para 2021. Tenemos todo para lograrlo: la capacidad y la agilidad de nuestros equipos para adaptar nuestras prácticas, procesos y productos; y el compromiso de nuestros líderes.

¡Y lo vamos a lograr en equipo! Desde 2019, medimos la huella ambiental de casi el 100% de nuestras operaciones. Con estos resultados, en 2020, en un equipo interdisciplinario formado por representantes de 11 áreas distintas, co-construimos un plan de acción, consistente y transversal. Este equipo, de 18 personas se formó a través de una serie de capacitaciones y consultorías de la mano de expertos como Circa y Aero. Diseñó y comenzó a implementar une estrategia para mitigar nuestras emisiones. Lo hicimos con una metodología colaborativa y escalable al resto de la empresa. Algunos de los temas en los que nos formamos fueron economía circular, gestión de residuos, energías renovables. Compartimos los contenidos en nuestro Espacio N para que cualquier persona que forme parte de Naranja pueda sumar nuevos conocimientos sobre cómo impactar positivamente en el ambiente, desde nuestro negocio.

En 2020 logramos compensar el 11% del CO2 correspondiente a nuestra huella 2019. Junto a la ONG Banco de Bosques protegimos 21.843 m2 de Bosque Atlántico en el Parque Provincial Urugua-i de Misiones y junto a Tequio, una OSC cordobesa, donamos 550 árboles nativos para reforestar montes de Córdoba que sufrieron pérdidas por los incendios en 2020.

Desafío: descarbonizar Naranja

Sabemos que el primer paso para asumir un compromiso de mejora es conocer en dónde estamos parados. Con este propósito, en 2020 definimos un Programa de Huella de Carbono. Los resultados de la medición de huella de carbono de 2019 nos permitieron definir un plan de mitigación de emisiones en nuestros procesos, basado en tres ejes de acción.

Medimos la huella de carbono de nuestras operaciones en la Argentina

En 2020 completamos el segundo ejercicio de medición de nuestras emisiones, en los alcances 1, 2 y 3 y avanzamos con la cuantificación de las emisiones asociadas a nuestras actividades mediante la definición de la Huella de CO2 equivalente. La medición estuvo a cargo de Circa, una consultora independiente que cumplió con las exigencias de la ISO 14064:2015, como así también con los precedentes sentados por el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero: Estándar Corporativo de Contabilidad y Reporte (GHG), publicado por el World Resource Institute y World Business Council for Sustainable Development.

El cese de operaciones y el traslado de todos nuestros equipos a trabajo remoto, causado por COVID-19 en 2020 hicieron que disminuya la intensidad de nuestras emisiones: llegamos a 91 Kg CO2e por m2, un 34% menos; y 2,2 Tn CO2e por colaborador un 42% menos en comparación al 2019.

Protocolo de recolección de información

El protocolo de recolección de información de consumos de servicios, materiales y residuos nos permitió contar con un circuito claro y simple para obtener la información de manera mensual. Así, el inventario de 2020 tiene la calidad de información para ser auditado por la norma ISO 14.064.

Medición en contexto remoto

En la Encuesta de Sustentabilidad 2020 incorporamos mediciones vinculadas al consumo energético y de gas en los domicilios de los equipos y recolectamos información sobre los hábitos de separación de residuos e impresión de hojas para fines laborales, sumado a la habitual información de movilidad.

Servicios

Estrategias para optimizar el consumo de recursos naturales, basadas en cambios de procesos y tecnologías para hacerlos más eficientes y el uso de energías limpias.

Eficiencia energética

Uso de aires acondicionados y luminaria

Sistema de telemetría para monitorear de manera remota el correcto uso de los equipos. Establecimos un plan de capacitación y difusión de instructivos para colaboradores.

Programa de recambio de luminarias a tecnología Led

Seguimos mejorando los lúmenes y reduciendo costos, mantenimiento y desechos.

Esquema de control y gestión sobre la reducción en la potencia contratada

Se revisaron los contratos por la compra del servicio eléctrico, llevando adelante el ajuste de la potencia contratada teniendo en cuenta los consumos actualizados y estacionales de las sucursales.

Compra de equipamiento

Compra inteligente según eficiencia energética.

Uso eficiente de la electricidad

En Casa Naranja inyectamos aire del exterior cuando la calidad del aire en las oficinas lo requiere. Los sensores de monóxido de carbono avisan cuándo introducir aire en cada piso para evitar abrir las bocas hacia el exterior innecesariamente.

Aire caliente para calentar agua y calefaccionar Casa Naranja

El aire caliente que los equipos de aire acondicionado envían al exterior se concentra con radiadores para calentar el agua de las duchas, de las cocinas y calefaccionar el edificio.

Plan de eficiencia energética

Tanto para los edificios centrales como para la red de sucursales. El objetivo fue lograr un 5% de eficiencia en relación al 2019.

Energías renovables

A partir del estudio de casos de éxito de energía renovable, desarrollamos un caso de negocio con escalabilidad en la producción de energía renovable a nivel país. A fines de 2020 se aprobó la instalación de paneles solares en los edificios centrales de la manzana Naranja, en la ciudad de Córdoba y en mayo de 2021 comenzamos a generar energías de fuentes renovables, para nuestros edificios corporativos.

216

paneles fotovoltaicos

USD 80.000

inversión

114.75 MWh

potencial de generación energética

Materiales e insumos

El plástico para las tarjetas de crédito, el papel (oficina, resúmenes, etc.), los cartuchos de tóner y el equipamiento informático (computadores e impresoras) son nuestra principal preocupación en relación al consumo de materiales.

En 2019 identificamos que el consumo de papel fue uno de los principales emisores de huella de carbono. Es así que durante 2020 trabajamos muy fuerte para reducir en un 60% el consumo de hojas A4. ¿Qué hicimos?

  • Compramos hojas de menor gramaje y con certificación Forest Stewardship Council (FSC), proveniente de fuentes sustentables.
  • Migramos el sistema del 97% de las impresoras de Naranja a impresión doble faz.
  • Debido al contexto, ampliamos nuestros servicios digitales y nuestros clientes y colaboradores pudieron realizar sus operaciones sin necesidad de papel.

En relación al consumo de tóner, a través de un contrato con el proveedor Lexmarx, una vez que los toners fueron utilizados son retirados por el mismo proveedor para reutilizar o reciclar el material.

Además, la pintura de las sucursales y edificios centrales son lavables, lo cual permite que disminuyamos la frecuencia de pintado.

Gestión de residuos

Con más de 180 sucursales a lo largo del país, tenemos el desafío de generar procesos de separación, recolección y reinserción aplicables a cada zona. Y disminuir los residuos que terminen en rellenos sanitarios. Para eso, en 2020, armamos un sistema nacional de separación en origen de papel y cartón, plásticos y residuos húmedos, que en primera instancia se implementó en 10 sucursales de las ciudades de Córdoba, Villa Allende y La Calera y seguirá en 2021 escalando a más sucursales del país.

La iniciativa se basa en las normativas internacionales, ya que en nuestro país la legislación en torno a la gestión de residuos varía según la localidad. Con ese criterio, separamos los residuos en las tres categorías señaladas y armamos un circuito con cooperativas para garantizar su correcta reinserción. Los residuos húmedos son destinados a enterramiento en los basurales municipales controlados. En nuestros planes está incorporar la separación de la franja de orgánicos y la técnica de compostaje.

Acciones destacadas

Ecoamigo/as

Creamos un nuevo rol dentro de Naranja: el Ecoamigo. Definido por el líder del equipo según las prioridades de la sucursal o el área y el interés de los colaboradores por la temática ambiental, el Ecoamigo se ocupa de:

  • Incentivar la separación de residuos en el equipo.
  • Hacer seguimiento del proceso de gestión de residuos.
  • Contactarse con los proveedores de recolección.
  • Dar aviso en caso de irregularidades o dificultades al área de Servicios Generales.

Además, diseñamos un plan de capacitación en gestión de residuos para poder formar y acompañar a las distintas sucursales del país, del que participan líderes, Ecoamigos, personal de limpieza, colaboradores interesados y proveedores.

Residuos tecnológicos

Contratamos una empresa especializada en procesamiento de scrap para el tratamiento de aquellos equipos que ya no pueden ser reparados. En 2020 fueron enviados a disposición final xx kilogramos de residuos electrónicos.

Los equipos en funcionamiento son destinados a organizaciones sociales como la Liga solidaria y Fonbec, con quienes llevamos a cabo el Programa de becas para estudiantes secundarios. Ellos se ocupan de hacer llegar las computadoras a los alumnos para sus clases virtuales.

64

computadoras donadas

Reutilización del plástico de tarjetas

Estamos desarrollando un caso de negocio vinculado a la destrucción y reutilización de las tarjetas que posibilite la correcta destrucción de los plásticos y su reinserción al circuito productivo. Ya avanzamos con la primera etapa de recolección de la información y estamos desarrollando la segunda etapa referida a la búsqueda de alternativas, diseños y proveedores a nivel nacional para la reutilización de los plásticos.